Aprende a comprar en tu armario

Aprende a comprar en tu armario

La ropa es el residuo olvidado del siglo XXI, estudios demuestran que solo se usa entre el 20-30% de las prendas que poseemos.

Los expertos instan a pensar antes de comprar y a apostar por la calidad frente a la cantidad.

La inversión en prendas de calidad garantiza perdurabilidad en el tiempo, que pasen de generación en generación y que se puedan utilizar durante toda una vida. Una idea en la que cada vez se ahonda más para preservar los recursos naturales. No olvidemos que la Industria Textil, es la segunda más contaminante del planeta.

Por otro lado, nuestros armarios en ocasiones se convierten en el baúl de los recuerdos, en nuestro escondite del pasado, sin dejarnos ver que existe un presente, un regalo que podemos disfrutar que es el hoy, como soy hoy, como me siento hoy, como quiero verme hoy.

Actúa para tener un armario que refleje tu yo actual, esa persona fuerte, que ya ha superado muchos obstáculos y que desea dejar espacio libre para nuevos retos que van a llegar.

Cuando decidimos quedarnos con nuestras prendas favoritas, las que hacen sentirnos especiales, además de subir nuestra autoestima conseguimos liberar espacio y ganar tiempo.

En el momento que acumulamos más prendas, de las que podemos gestionar, perdemos el control de lo que tenemos, muchas prendas quedan ocultas y nos olvidamos de ellas, pasan temporadas apretadas en el armario ó en cajas en los altillos ,sin salir de allí. Eso sí, mientras tanto nosotros nos decimos una y otra vez:

¡No tengo nada que ponerme!

Y en conclusión tenemos que salir de compras, así que nos lanzamos y compramos más de lo mismo. Para llegar a casa y seguir acumulando.Sin paramos a pensar, que podemos encontrarnos en este círculo vicioso toda una vida.

Si quieres tener un Armario Organizado vamos a ser sinceras y vamos a testearnos:

  • ¿Tienes ropa en los altillos, en zonas escondidas que no te pones hace años?
  • ¿Tienes camisetas idénticas de varios colores?
  • ¿Aún guardas prendas de cuando estabas en el colegio?
  • ¿Atesoras prendas sin estrenar?
  • ¿Has ordenado mil veces tu armario y a los pocos días está otra vez como si nada?
  • ¿Pierdes más de 15 minutos todos los días en elegir tus outfit?
  • ¿Te gustaría empezar el día en una estancia que trasmita paz y armonía?

En el caso de haber contestado afirmativamente a más del 50% de las preguntas, ha llegado la hora de ir de compras a tu armario.

VAMOS A CREAR NUESTRO PROPIO ESCAPARATE

Para ello , seguiremos los 4 pasos básicos para organizar tu armario/vestidor:

1.VACIAR POR COMPLETO

Vamos a VACIAR prenda por prenda el armario/vestidor: Iremos colocando la ropa encima de la cama con cierto orden, haciendo montañas por categorías de prendas.

2. DESCARTAR

Nos tocas hacer un buen DESCARTE. ¿Te gusta? ¿Lo utilizas? ¿Volverías a comprártelo? ¿Crees que alguien podría sacarle más partido? ¿Va con tu estilo personalidad actual? ¿Te sienta bien? ¿Es de tu talla? ¿Te aporta felicidad conservar esa prenda? ¿Te lo vas a poner en los próximos 12 meses? ¿Si te mudaras te lo llevarías?.

En este punto os recomiendo utilizar 3 cajas, para llevar a la práctica las 3T que nos recomienda Francine Jay en su libro “Menos es más”:

TESORO: me lo quedo      TRASTO: lo reciclo     TRASPASO: lo dono

Si tu vida evoluciona, aprendes a vivir nuevas experiencias y creces personalmente porque no dejas que tu armario evolucione contigo. Porque te empeñas en atesorar prendas que ya no te  representan, que no van con tu estilo de vida actual, con tus nuevas aficiones o simplemente con la forma en la que quieres verte hoy!! Que sea tu armario el que se adapte a ti y no tu a tu armario.

3. CATEGORIZAR 

Una vez seleccionada las prendas favoritas, las que vamos a comprar para nuestro armario, vamos a ordenar por:

CATEGORIAS:

Si te sirve de guía, las categorías más usadas son: Ropa interior, Calcetines, Medias, Pijamas, Batas, Ropa de deporte, Ropa de baño (bikinis, bañadores…), Ropa de casa, Pantalones, Shorts, Camisetas, Blusas, Camisas, Vestidos, Chaquetas, Abrigos, Bufandas, Gorros, Pañuelos, Bolsos, Zapatos, Complementos (pendientes, colgantes, pulseras, relojes).

 

4. COLOCAR

Una vez que tenemos nuestro inventario de ropa y sabemos el número de prendas a colocar nos disponemos a designarles un lugar en el espacio del que disponemos.

Y recuerda tener menos espacio no debe ser un sinónimo de DESORDEN. No nos hace falta más espacio, más perchas, más estantes, más cajones. Quizás es el momento de tomar decisiones y volver a seleccionar de esa primera criba que ya tenemos categorizada. Revisa lo que vas a guardar y enfoca en lo que quieres quedarte.

En este paso vamos a colocar, contener y si es necesario etiquetar para que el nuevo orden quede bien definido.

Colgar:

En este punto vamos a pararnos en un aspecto fundamental. Para que nuestra zona de ropa colgada quede en armonía todas las perchas deben ser iguales, en este punto podemos elegir varios tipos , aunque yo recomiendo perchas de madera cuando tenemos espacio suficiente ó perchas aterciopeladas cuando queremos ganar espacio. Por supuesto, colocar una prenda por percha y todos los ganchos mirando hacia el mismo sitio (preferiblemente hacia adentro).

Aplicaremos la ley de la parábola: De más largo a más corto y de más oscuro a más claro, diferenciando por categorías.

En cuanto a las medidas ideales, para encajar la ropa colgada son las siguientes:

Doblar:

Si vamos a doblar en horizontal muy recomendado para Jerséis de inviernos, camisetas, polos etc. Podemos utilizar baldas con una separación entre ellas de 35-40 cm.

Si vamos a doblar en vertical, muy recomendable para: ropa de deporte, pantalones vaqueros, ropa interior, calcetines, medias etc. Preferiblemente utilizar cajones ideal entre 10-16 cm de profundidad ó en su defecto cajonizar las baldas utilizando cajas contenedoras que al desplazar por las baldas hagan su efecto de cajón extraíble y además nos sirven de decoración si elegimos unas cajas o cestas acordes con el interiorismo elegido. No debemos usar más del 80-90% de ocupación del contenedor. Y en los casos de complementos os aconsejo utilizar cajas de metacrilato para ver el contenido de los mismos. También, podemos utilizar los cajones de 8 cm de profundidad para los complementos.

En cuanto a los zapatos y bolsos, utilizar estanterías de 40 cm de profundidad, podéis utilizar las zonas debajo de las ventanas, incluso instalar la típica y famosa estantería Billy de IKEA. En el caso de colocar los zapatos dentro del armario y especialmente para el cambio de temporada es muy recomendable utilizar cajas todas iguales como las skubb zapatos de Ikea , las cajas de plástico para zapatos  apilables de SONGMICS  y por supuesto también serían una buena opción las de cartón de la marca española enorden

Distribución:

Siempre que podamos elegir :

ZONAS ALTAS: Ropa y prendas de otra temporada.

ZONAS MEDIAS: Ropa y prendas de uso diario.

PRENDAS MÁS LARGAS A LA IZQUIERDA, CAJONERAS A LA DERECHA

Lo más importante es no sobrepasar el espacio máximo permitido y dejar respirar a nuestras prendas para que podamos verlas y respetar su cuidado.

Para los altillos siempre es recomendable utilizar cajas con cremallera , ya que permanecerán una larga temporada sin salir de su sitio.

Ahora sí, ya ha llegado el momento de disfrutar de nuestro nuevo armario y felicitarnos por el trabajo realizado. Si os pasa igual que a mi, cuando realizo este proceso en casa de un cliente me quedo unos minutos disfrutando de la armonía y el nuevo aspecto que hemos conseguido.

Por último, tengo que confesarte que para seguir queriendo comprar en tu armario y que el nuevo orden establecido se mantenga, debes adoptar nuevos hábitos:

  • Valora el tiempo invertido en organizar tu armario. Mantenerlo a diario solo te llevará unos minutos.
  • Devuelve cada prenda al sitio asignado.
  • No procrastines hazlo en el momento.
  • Evita imanes de desorden: sillas,  escaleras, cintas de correr reconvertidas en armarios supletorios.
  • Haz compras conscientes: Respetando el aforo máximo. Haciendo lista de deseos y dejándolas madurar.
  • Una prenda entra otra sale.
  • Se sincera contigo misma, no dejes entrar prendas que no te sirven.

Si has llegado hasta aqui ¡ENHORABUENA!

AHORA DISFRUTA TU ESPACIO, PERO SOBRE TODO NO OLVIDES DISFRUTAR TU VIDA.

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published.